Algas, Recetas

Sopa de shitakes y alga wakame

Sopa de shitakes y alga wakame

SOPA DE SHITAKES Y ALGA WAKAME.
15 minutos.

Ingredientes para 4 raciones:

  • 4 tazas de agua o caldo de shitake*.
  • 2 setas shitakes frescas cortadas a tiras.
  • 1 cebolla pequeña cortada a medias lunas.
  • 1 zanahoria mediana cortada en cerillas.
  • Verdura de hoja verde de tempoada (acelgas, espinacas, col verde rizada…).
  • ½ paquete de tofu fresco a dados.
  • Salsa de soja.
  • Cebollino para decorar.

Preparación:

  1. Añadir en una cazuela onda el agua o caldo de shitake y el alga wakame.
  2. Encender el fuego y llevar a ebullición con la tapa.
  3. Añadir la cebolla, la zanahoria, las setas, y el tofu, y cocinar con tapa unos 10 minutos.
  4. Añadir la verdura de hoja verde y dejar cocinar un par de minutos más.
  5. Rectificar el sabor con un poco de salsa de soja.

*Caldo de shitakes: 2 shitakes secos en remojo toda la noche con 5 tazas de agua.

A tener en cuenta:

  • En invierno se puede servir con un poco de jugo de jengibre ( Rallado y exprimiendo la pulpa ) . Ayudará a entrar con calor .Se puede hacer esta sopa cambiando las verduras por cualquier otro que tenga en la nevera.
  • Puede guardarse en la nevera 3 días, pero sobre todo debe procurar que no vuelva a hervir , ya que la salsa de soja pierde sus propiedades probióticas.

Propiedades:

  • Esta sopa calienta y reconforta el organismo, a la vez que nos ayuda a depurar los excesos acumulados y la retención de liquidos gracias al efecto depurativo y detoxificante de las verduras, especialmente de las setas shitake.
  • Fuente de vitaminas y minerales.
  • La salsa de soja es una excelente fuente de probióticos para reforzar la flora intestinal y además aporta minerales de forma muy equilibrada.
  • El alga wakame es muy rica en minerales, especialmente calcio y hierro.
  • También nos ayuda a eliminar tóxicos del organismo.
  • Rico en fibras vegetales que necesarios para un buen funcionamiento del sistema digestivo.

Ideal para:

  • Como sopa o caldo en cualquier comida.
  • Para entrar en calor en días de frío.
  • Para empezar el día con energía vitalidad y ligereza.
  • Para depurar el organismo en primavera o verano.
  • Para resacas de alcohol o dulces.