Artículos

Técnicas saludables para dar sabor a tus platos

Técnicas saludables para dar sabor a tus platos

Las rutinas diarias, el poco tiempo, y a veces la falta de ideas en la cocina, hacen que nuestra comida se nos haga aburrida y repetitiva.

La solución esta en aprender a dar sabor a nuestros platos.

Sin dejar de cocinar alimentos saludables dentro de un menú equilibrado, podemos jugar a dar nuevos toques de sabor, o simplemente potenciar los propios sabores de los alimentos.

Aquí deberemos tener en cuenta diferentes factores:

Corte:

Cada alimento tiene sus particularidades y según el estilo de corte que le apliquemos, su cocción será diferente, los azucares de las verduras se transformarán de forma diferente, proporcionando más dulzor en nuestro plato, y quedarán más o menos jugosos según el tamaño del corte.

Para ver los diferentes metodos de cortado os dejo el siguiente enlace , donde iréis al menú de recetas y podréis ver diferentes estilos de corte.

En los diferentes cursos y talleres de cocina que doy, enseño como cortar las verduras en diferentes técnicas para generar un efecto y sabor diferente. Método rodado, medias lunas, etc.

Cocción:

En algunos alimentos, como ciertas verduras redondas y de raíz como la cebolla o la zanahoria la cocción les cambiará el sabor por completo.

Por ejemplo, una simple zanahoria, si la comemos cruda tiene un sabor y una textura muy diferente que si la hervimos 3 minutos. Y todavía cambiará más si esta zanahoria la cocinamos en papillote al horno 40 minutos. A medida que le damos más cocción aumentará su dulzor, y su textura cremosa.

Condimentos:

Jugar con la sal marina sin refinar de forma sutil en las diferentes cocciones nos ayudará a potenciar los sabores a la vez que nos aporta minerales, y equilibra los platos. Obviamente la calidad y la cantidad de sal hacen que este alimento sea sano o perjudicial para la salud. Fijaros que siempre hablo en mis recetas de pellizco de sal. ¡¡Y acordaros que se pellizca con dos dedos!! No con los 5.

Finalmente aparecen las especies y hierbas aromáticas frescas y secas que nos darán el toque diferente a nuestros platos a la vez que nos aportan diferentes propiedades terapéuticas.

Es importante que los condimentos no tapen el sabor original del alimento, sino que lo acompañen o realzen, para ello es importante ser moderardos y aprender a combinar y utilizar las especies adecuandolas a la estación y al plato que comamos, además te tener en cuenta su efecto energético.

Por ejemplo el jengibre es delicioso y con muchas propiedades, pero genera mucho calor en el cuerpo y por eso lo desaconsejo en verano.

 

Resumiendo, si entendemos todo lo que estos sutiles aspectos de la cocina pueden hacer cambiar nuestros platos, veréis que una crema de verduras ya no va a ser nunca más un plato aburrido.

Si erais de los que para hacer una crema de verduras poníais a hervir una cebolla y una zanahoria sin mas. Alucinareis cuando cortéis la cebolla a medias lunas finas, la pechéis unos minutos en aceite y un pellizco de sal, añadís la zanahoria lo dejéis cocer con un fondo de agua a fuego lento, y finalmente le deis un sutil toque aromatico al final que si es verano puede ser ralladura de naranja o si es invierno podría ser canela.