Artículos

Obesidad. La epidemia actual.

Sólo el 2% de los niños comen verdura 2 veces al dia.

¡¡Falta comer más verdura!!

 

Sobretodo, aprender a variar las recetas, estilos de cocción, tipos de verduras. Hay que volver a una alimentación más natural y equilibrada como ya hacían nuestros abuelos.

Vegetales, más legumbres y menos carne, más cereal de grano entero y menos pastas y panes de harinas refinadas, más frutos secos y semillas y menos golosinas y bollerías.

Tenemos la suerte de vivir en una sociedad dónde a día de hoy hay acceso a todo tipo de alimentos, ecológicos, de proximidad y estacionales.

Y sin embargo los índices de obesidad cada día son más alarmantes. Cada día hay más obesos y entre ellos muchos niños.

Las cifras son realmente preocupantes, porque ser obeso o entrar en sobrepeso no es sólo una cuestión estética. Es una cuestión de salud. Un exceso de grasa acumulada en el cuerpo nos puede llevar a enfermedades como la diabetes, la hipertensión arterial, infartos por obstrucción de nuestras arterias, entre otras muchas patologías graves.

A menudo, escuchamos los beneficios de la dieta mediterránea y lo afortunados que somos de gozar de tal variedad de alimentos, pero la realidad, en gran parte de la población, está muy lejos de llevar una alimentación mediterránea equilibrada.

En la consulta veo ejemplos de menús escolares dónde se abusa de la proteína animal, carne pescado o huevos cada día e incluso en cada uno de los platos del menú. Macarrones con salchicha y queso de primero, pollo con una ensalada más decorativa que funcional de segundo, y postres lácteos para rematar. Sólo el 2% de los niños comen verdura 2 veces al dia según un reciente informe del Hospital infantil Sant Joan de Deu, y sin embargo la noticia es que algunos padres han decidido que sus hijos sean vegetarianos o no consuman leche de vaca.

Y por si no fuera suficiente estamos constantemente bombardeados de publicidad sobre bebidas y postres lácteos ricos en grasas saturadas, proteínas innecesarias, y azúcares refinados, que nos prometen paradojas como que nos adelgazarán, mejorarán nuestra flora intestinal o reducirán el colesterol.

¡¡Falta comer más verdura!!

Sobretodo, aprender a variar las recetas, estilos de cocción, tipos de verduras. Hay que volver a una alimentación más natural y equilibrada como ya hacían nuestros abuelos. Donde la alimentación diaria se basaba en los vegetales, más legumbres y menos carne, más cereal de grano entero y menos pastas y panes de harinas refinadas, más frutos secos y semillas y menos golosinas y bollerías.

Para luchar contra esta epidemia que es la obesidad, es importante empezar desde el inicio, desde las escuelas. Debería ser asignatura obligatoria aprender a comer y a cocinar.

Es responsabilidad de todos hacer que malnutrición por exceso no sea causa de más muertes y enfermos crónicos en el futuro.

Podemos empezar por hacer pequeños cambios en nuestro día día. introduciendo verdura en cada una de las comidas. Exigiendo que en las escuelas se fomente una buena educación nutricional.

Y si no sabemos por donde empezar o nos sentimos perdidos respecto a nuestra alimentación, os invito a venir a la consulta donde os puedo ayudar a organizar la alimentación vuestra y de toda la familia.