En medios, Recetas, Verduras dulces

Boniato en dos texturas

Boniato en dos texturas

¿Quieres aprender a cocinar el boniato en dos texturas diferentes?

Un placer compartir esta nueva videoreceta, grabada y editada por el diari Ara, gracias a la periodista Trinitat Gilbert.

Gracias también a la escuela de cocina “Cuina canela Fina” por dejarnos grabar en sus espectaculares instalaciones de la calle Bou de Sant Pere, en el Born de Barcelona. Una de las cocinas más singulares que conozco. Un espacio elegante y acogedor.

Dos recetas deliciosas a base de boniato. 

Aporta dulzor saludable, que relaja el cuerpo, la mente y el alma.

 

También podéis consultar más recetas de verduras dulces en mi menu de recetas de la web.

Una receta muy parecida en mi blog, el “papillote de verduras dulces”.

Aquí tenéis el enlace a la receta en la web del Diari Ara.

 

Adjunto traducción del texto de la periodista Trinitat Gilbert para estas recetas:

Boniatos en dos texturas

Ingredientes:

  • 2 boniatos
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Salsa de soja
  • 1 rama de canela
  • sal
  • Agua mineral

Primera textura,

Boniato a la plancha.

Para una persona.

Pelar el boniato y cortar en rodajas.
Cocinar al vapor y poner una pizca de sal encima.
Una vez cocidos los trozos, pasarlos por una plancha caliente, al fuego, con un chorro de aceite de oliva virgen extra, hasta que adquieran un toque un poco tostado por cada lado. Añadimos otro pellizco de sal, cuando los pasar por la plancha.
Una vez cocidos por segunda vez, pintar los trozos de boniato con salsa de soja con la ayuda de un pincel.

Segunda textura,

Paté de boniato.

Para 4 personas.

Pelar y cortar un boniato en trozos.
Poner los trozos en una sartén para saltearlos con un chorro de aceite de oliva durante 20 minutos a fuego mínimo. Poner también una pizca de sal por encima, y ​​añadir una rama de canela, que aportará más dulzura.
Un truco para que el boniato no se pegue a la sartén mientras el saltean es poner un fondo de agua mineral. Así quedará también una textura más suave.
Una vez cocido, retirar la canela, y triturar con la ayuda de una batidora. Si os gusta más grumoso puede aplastarlo con un tenedor.
El resultado debe ser como el de un paté, que os podréis comer junto con la primera textura de boniato o guardar su en la nevera para otras comidas.