Month: diciembre 2010

Excesos navideños

Excesos navideños

Llega la navidad y con ella, los excesos. Comidas familiares, cenas de empresa o con amigos. Son unas fechas donde es tradición celebrarlo siempre alrededor de una mesa con grandes cantidades de comida y bebida. Carnes, pescados, embutidos, quesos, fiambres, dulces, turrones, y generalmente bien regado con vinos, cavas, y licores. Sin darnos cuenta terminan las fiestas navideñas y volvemos a la normalidad, pero con algún kilo de más. De nosotros dependerá poder celebrar las fiestas, sin tener que renunciar a nada, y con la garantía de llegar a enero manteniendo el peso y la salud. ¿Qué debo hacer?

El agua

El agua

Muchos anuncios publicitarios advierten de la necesidad de beber agua. Algunos dicen que se debería beber dos litros de agua al día. Algunas dietas en la actualidad también recomiendan beber grandes cantidades de agua. La cantidad de agua diaria que debemos beber, variara entre otras cosas, según la dieta que hagamos. Si llevamos una alimentación rica en grasas saturadas, excesos de proteína animal, sales, o tóxicos, nuestro organismo necesitara beber más agua para ayudar a eliminar estas sustancias. Sin embargo en una dieta equilibrada en minerales, con abundancia de verduras, cremas, sopas, y quizás alguna infusión, no necesitara beber tanta agua.

La nueva dieta mediterránea

La nueva dieta mediterránea

Durante siglos, los diferentes pueblos de la cuenca mediterránea han llevado una alimentación rica y variada, y con características comunes entre estos pueblos. De aquí nace lo que hoy en día denominamos la dieta mediterránea. Rica en cereales, legumbres, verduras, hortalizas, frutas locales y de temporada, semillas y frutos secos, y como estrella el aceite de oliva. También, pero con un uso más moderado tenemos pescado, mariscos, aves, huevos, carnes rojas y lácteos. Sin duda, el legado cultural que nos deja la dieta practicada por nuestros antepasados es un tesoro para nuestro presente y un valor para el futuro.